Walk a Mile in Their Shoes: Entrevista con Nínive


Walk a Mile in Their Shoes: Entrevista con Nínive

  1. Dime un poco acerca de ti.

Mi nombre es Nínive, estoy casada con un americano y tengo dos hijos. Hasta hace 3 años, mi familia y yo vivimos en mi país trabajando con CRU (Cruzada Estudiantil y Profesional para Cristo).

  1. ¿Por qué decidiste tener esta entrevista?

Porque me gustaría que más gente sea expuesta a la historia detrás de cada inmigrante.

  1. ¿De dónde eres y por qué decidiste venir a los Estados Unidos?

Soy de Venezuela, y decidí, junto a mi esposo, venir a vivir a los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades para mis hijos, quienes tienen necesidades especiales.

  1. ¿Cómo era la vida para ti donde creciste?

Mi vida fue difícil. Mi familia es grande y por esa razón llena de muchos secretos e historias de las que casi no se habla. Cuando tenía 5 años mi madre adoptiva falleció y desde entonces, mi hermanito y yo, fuimos a vivir con una tía. Con ella sufrimos muchos maltratos. Años más tarde fuimos a vivir con mi abuelita y las cosas mejoraron un poco. Crecí con mucha escasez, pero dentro de todo mi vida fue mejor que la de mis hermanos biológicos. Todas mis hermanas biológicas fueron madres adolescentes y ni siquiera terminaron la preparatoria.

  1. ¿Cómo es la vida para tus paisanos ahora? ¿Todavía tienes familiares y amigos allá?

Toda mi familia sigue en Venezuela, soy la única aquí. La vida para ellos es aún más difícil ahora. En estos momentos Venezuela vive uno de los períodos más difíciles de su historia. No hay comida, y la poca que hay está siendo racionada. La delincuencia y el índice de criminalidad se han elevado en extremo. Tenemos una inflación del 62%. No hay trabajos y los salarios son muy bajos.

  1. ¿Qué tuviste que hacer para llegar aquí (como documentos, dinero, etc.)?

Porque mi esposo es ciudadano americano, aplique por una visa de inmigrante. Era la única manera de venir a este país. El año anterior, me fue negada la visa de turista, aún cuando demostré que mi intención no era la de inmigrar. El proceso fue largo, costoso y agotador. Mi experiencia con inmigración no fue buena. Todos mis papeles se perdieron por más de un año. Ni siquiera aparecía en el sistema. Después de un año de estar en el país, me dijeron que yo no existía, era como si nunca vine a los Estados Unidos. Finalmente, después de involucrar a un Senador del estado recibí mi Green card y podia trabajar.

    7. Ya estando en Estados Unidos, ¿cómo fue tu vida?

Muchas cosas han cambiado, lo más difícil ha sido adaptarme a la cultura sin perder mi identidad como venezolana y tratar de mantener un balance de las dos culturas en casa. Otra cosa difícil ha sido el idioma y las expectativas que otros tienen sobre eso. Soy muy directa y por eso tengo mucha dificultad en expresar mis pensamientos sin ofender a otros. Mi vida aquí es más tranquila, no voy caminando por la calle con miedo y sé que mi familia tiene lo necesario para vivir y alimentarse.

    8. ¿Qué te ha ayudado llegar a dónde estás hoy?

Primeramente Dios, Él me ha fortalecido en el proceso de adaptación, en buscar ayuda para nuestros hijos. También el apoyo de mi esposo y de la Iglesia. 

    9. ¿Cómo experimentan las generaciones diferentes en tu familia los Estados Unidos (como los que nacieron en su país comparado con los que nacieron en los Estados Unidos)?

Esa ha sido la parte más difícil con mi familia. Especialmente mi hija, aunque nació aquí, vivió en Venezuela hasta los 5 años. Ella ha olvidado el español y ha perdido mucho de su identidad como venezolana. Es difícil mantener un balance cuando dentro de la misma casa tienes las dos culturas. Mi esposo abraza mi cultura y tradiciones y hasta el idioma, pero es difícil pasar eso a nuestros hijos cuando el resto de sus familiares, amigos y maestros no tienen esa identidad.

     10. ¿Has preservado algunas tradiciones, comidas, idiomas, o costumbres de tu país natal?

Sí, usualmente cocino comida venezolana, que a mi familia le gusta. Mi esposo y yo hablamos español casi todo el tiempo. Tratamos de hablar y exponer a nuestros hijos a sus raíces hispanas mostrándoles fotos, videos, escuchando música. Incluso vamos al servicio en español de nuestra iglesia y así mantener el compañerismo con otros hispanos. Para mi es importante que mis hijos sepan de donde vienen.

     11. ¿Cómo afecta tu herencia cultural tus ideas sobre la inmigración?

Definitivamente está afectada. Es imposible ser inmigrante y no ver el es tema desde tu perspectiva cultural. Venir de una cultura donde todos son aceptados sin importar su color de piel, su nacionalidad, su acento o su región, hace difícil no tener una posición radical hacia la injusticia del sistema migratorio. Pero creo que se hace más fuerte, a causa de las opiniones y críticas infundadas de ciudadanos americanos, que parecieran olvidar la historia de su país. Esta es una nación fundada en la inmigración, que buscaba la igualdad de su gente, la libertad y la justicia, tristemente para muchos, América es de ellos y no hay cabida para otros, especialmente si se ven diferente y hablan otro idioma.

Esto entristece mi corazón porque mi propia familia es una mezcla de las dos culturas y es como si una parte de ella debería ser anulada. Aunque mi situación migratoria es diferente a la de muchos, debo incluirme cuando digo que no hemos venido a quitarle nada a nadie. Venimos a trabajar, a buscar un futro mejor. Muchos vienen huyendo del crimen, de la pobreza, de la falta de comida, no vienen a pedir vienen a dar. Ponen sus manos, su sudor para que otros tengamos comodidades que muchos de ellos no tienen.

 Debo dejar claro, que si bien es cierto que muchos piensan todas esas cosas de los inmigrantes, Dios me ha dado la bendición de conocer gente que abraza y apoya a quienes vienen de otros lugares y sus culturas!

Gracias, Nínive, por compartir tan abiertamente su historia con nosotros.

Y aquí comparte unas fotos chéveres de su país y familia:

Ninive La otra realidad

una foto del barrio en el que crecí! Allí vive mi abuela y otros familiares!

.NiniveAbuela 2

Una foto de mi abuelita, si Dios quiere este año cumplirá 90 años.ninivefamilymi familianinivecaracasCaracasNinive Tiempo Libreuniversitariosniniveselvala selva en Venezuelaninivelosandes Los Andesninivelaplaya  una playa venezolananiniveeldesierto   el desierto

 

Advertisements

Let me know what you think! Déjame saber qué piensas!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s